Share on Pinterest

Vacaciones en Málaga: mucho más que sol y playa

Vista-Mijas_Málaga

Acabo de volver de vacaciones. El destino elegido este año fue Mijas Costa, en Málaga. Durante los 8 días de mi viaje he recorrido pueblos blancos increíbles, montañas inmensas, playas que se pierden en el horizonte y ciudades que han resultado una gran sorpresa.

He de decir que las playas de Málaga no me apasionan. Es una zona de costa demasiado explotada para mi gusto, con grandes edificios en primera linea de playa y todo tipo de establecimientos pensados por y para el turista. Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes: quienes busquen playas vírgenes y poco masificadas huirán de estas playas. No obstante, resultarán perfectas para familias con niños, ya que están muy cerca de los núcleos urbanos y tienen todos los servicios necesarios: chiringuitos, tumbonas, duchas, fuentes, etc.

En mi caso suelo ser de las primeras. De las que huye de los lugares atestados de turistas y adora las playas con un entorno natural intacto.

Pero en este viaje he descubierto que Málaga es mucho más que esas playas llenas de turistas. Málaga ha sido una gran sorpresa.

He descubierto una playa junto a la desembocadura de un río, a orillas de un castillo del siglo XII. He descubierto unas dunas que forman una playa totalmente virgen. Y he descubierto que un buen chiringuito puede ser el motivo por el que quieras volver a una playa una y otra vez.

Málaga-Cabopino

 

Pero también he descubierto que Málaga no es sólo playa.

Me he enamorado de Ronda. Más de 200 fotos he sacado entre sus calles. Su famoso Puente Nuevo es aun más impresionante cuando lo ves en persona. Pero no sólo impresiona el Puente Nuevo. Los baños árabes, la espectacular Mina del Rey Moro, los jardines de Cuenca, el palacio de Mondragón… tiene tantos rincones bonitos, tantos lugares en los que detenerse y disfrutar de lo que estás contemplando… cada calle cuenta la fabulosa historia de esa ciudad y te transporta a otro tiempo.

Ronda-Málaga

 

Otra de mis excursiones ha sido a Mijas Pueblo. Nunca en una montaña estuvo tan presente el mar. Sus calles estrechísimas de pequeñas casas encaladas, sus cuevas, sus plazas y sus parques son lugares encantadores, en los que podría estar paseando un siglo sin cansarme. Pero si algo destaca de Mijas Pueblo es que, a pesar de estar asentado en la ladera de la montaña, las vistas al mar desde prácticamente cualquier punto son asombrosas. La panorámica de la sierra malagueña, junto al conjunto de casitas blancas y macetas rebosantes de flores, y el inmenso mar al fondo son algo muy difícil de olvidar.

Además, en una de sus plazas descubrí uno de los museos más singulares del mundo: ¡un museo de miniaturas! Allí encontré pinturas al óleo sobre granos de arroz o cabezas de alfileres, cabezas humanas reducidas por los jíbaros, o pulgas disecadas con sus vestiditos incluidos.

Mijas-Málaga

 

Pero de todas mis excursiones por la zona, la gran sorpresa para mí resultó ser Marbella. Siempre asociada al lujo y a la vida de opulencia de los famosos, no imaginaba que tras esa imagen se escondía una ciudad con un casco antiguo tan increíblemente bello. Sus calles y plazas, con ese blanco radiante y sus balcones inundados de flores hacen que te enamores de Marbella. El ambiente en las calles es distendido y amable. Entre sus estrechas callejuelas encontrarás terrazas y pequeñas tiendas de todo tipo que te resultarán encantadoras.

Marbella-Málaga

 

Málaga… si el resto de la provincia me sorprendió, no iba a ser de otra manera la capital. Me perdería horas paseando por su alcazaba, escuchando la cantinela del agua de sus fuentes y surtidores. El colorido del palacio episcopal, la inconclusa pero imponente catedral o el entrañable Pasaje de Chinitas destacan en el casco antiguo. Pero en el puerto está la otra mitad de Málaga. Pasear por los muelles uno y dos hasta la farola (que no faro) y continuar hasta vislumbrar el inmenso arenal de la Malagueta es una maravilla. Las vistas que se obtienen de la bahía son espectaculares y el buen ambiente que se respira hace que resulte un paseo muy agradable.

Alcazaba-Teatro_Málaga

 

¿Y tú, ya has estado en Málaga?

Hoy quería darte unas pinceladas sobre mi viaje, y contarte lo mucho que me han sorprendido estos lugares. Pero las próximas semanas iré publicando artículos detallados de cada lugar, con todo lo que no te debes perder si visitas la zona. Así que… ¡permanece atento!

Y si ya has estado por la provincia de Málaga, cuéntame: ¿qué es lo más te ha gustado? Me encantaría leer tu experiencia en los comentarios, ¡te espero!

Si te ha gustado, compártelo... ¡Gracias!
Share on Pinterest
¡Compártelo con tus amigos!










Enviar
Haz clic aquí para dejar un comentario debajo
Lydia - 24 Agosto, 2016 Responder

Ole! mi malaga!!

Chema Espejo - 25 Agosto, 2016 Responder

Hola, gran idea la ver la auténtica Marbella, ésa si que vale la pena 😉 Te lo dice uno de allí.

Buen post y amén a lo de atestado de gente, a mi tampoco me gusta.

Un abrazo y buen trabajo.

    YolandaL. - 25 Agosto, 2016 Responder

    Gracias, Chema! Me alegra que te haya gustado.. 🙂
    Marbella ha sido un sorpresón! Nos acercamos a pasar el día porque nos pillaba muy cerca de nuestra casa, pero no tenía grandes espectativas.. la idea que se tiene de Marbella (o la que yo tenía, al menos) era otra muy distinta, quizá más cercana al lujo salvaje de Puerto Banús… pero nada más lejos de la realidad, qué maravilla de ciudad!!

Escribe un comentario: